Superfluidificantes basados en policarboxilatos: nuevas posibilidades y aplicaciones del hormigón

Categoría: CIENCIA Y TECNICA
Autor: Oscar Baccaro

La evolución de los aditivos reductores de agua tuvo un importante desarrollo en años recientes y con un uso creciente. Los primeros reductores de agua surgieron alrededor de 1930 del tipo de lignosulfonatos para mejorar la trabajabilidad de los hormigones. A partir de 1970, con los superfluidificantes, la tecnología produjo un avance importante, siendo los primeros basados en polímeros de melamina o naftalenos formaldéhidos. Recién hace algo más de 5 años la última generación de superfluidificantes basados en polímeros acrílicos llamados también policarboxilatos mejoró drasticamente el poder plastificante a la par que aumenta el tiempo de trabajabilidad de las mezclas, pudiéndose llegar con el empleo de estos aditivos a los hormigones autocompactantes.

Suscríbase al newsletter

  • Subscribirme

  • Asociese a la AIE desde aqui

    Patrocinantes