AIE – Asociación de Ingenieros Estructurales

Mendoza

Nueva Panamericana mendocina

Finalizó la etapa inicial de la construcción de la nueva Panamericana mendocina, y la segunda fase ha logrado un progreso del 70%. Este hito se ha alcanzado con una inversión inicial de 80 millones de dólares, siendo 50 millones aportados por el BID y 30 millones por el Gobierno de Mendoza. La primera fase de la construcción de la nueva Panamericana ha sido completada, mientras que la segunda fase ha alcanzado un avance del 70%. Este logro se ha materializado gracias a una inversión inicial de 80 millones de dólares, con 50 millones aportados por el BID y 30 millones por el Gobierno de Mendoza. Entre las destacadas mejoras realizadas se encuentran la finalización de los puentes en el intercambiador de La Tijera, Besares, el Colegio San Jorge y el viaducto del puente Pueyrredón, que incluye rampas de entrada y salida, una rotonda inferior y el puente de la calle Guardia Vieja. Asimismo, se ha trazado y construido las colectoras, se estableció un cruce peatonal frente a La Guanaca, pasando por debajo de la ruta, y se reubicó completamente la línea de servicios. El proyecto también incorpora nuevas redes de agua, electricidad, fibra óptica y un gasoducto entre Guardia Vieja y Pueyrredón. Se amplió el puente del ferrocarril que atraviesa la Panamericana por Pueyrredón, se instalaron desagües aluvionales para el colector Tejo y la calle La Unión, y se impermeabilizaron 1,2 kilómetros del canal aluvional principal que proviene del oeste, hasta la calle La Unión, atravesando la Panamericana hacia el este. Además, se construyeron ciclovías de hormigón. En relación con la tercera fase de la obra, el Gobierno provincial informó que la licitación ya se llevó a cabo, las ofertas fueron presentadas y actualmente se encuentran en proceso de estudio. Fuente: Gobierno de Mendoza.

Nueva Panamericana mendocina Leer más »

Daño en el pavimento

En medio de una ola de calor histórica que afectó durante el mes de febrero de 2024 a la provincia de Mendoza, las elevadas temperaturas provocaron el levantamiento del pavimento de la Ruta Provincial N°52 en dirección a la planta de la firma Villavicencio. En la mañana del jueves 1º de febrero de 2024, el hormigón de la carretera estalló en las cercanías de la planta de Villavicencio debido a las altas temperaturas que azotaron la región, derivadas de una prolongada ola de calor. La Dirección Provincial de Vialidad mendocina reportó el incidente en la zona turística de Villavicencio, dejando la Ruta 52 con circulación restringida. Debido al estado deteriorado de la calzada de hormigón, se decidió habilitar el tránsito de vehículos únicamente por la mitad de la calzada. Se informó que esta restricción se mantendrá «para todo tipo de vehículos y hasta nuevo aviso» debido a la significativa ruptura de la losa de hormigón causada por las altas temperaturas. A pesar de ello, se instó a la comunidad en general, y a los prestadores turísticos de Villavicencio en particular, a conducir con precaución, ya que se están llevando a cabo trabajos de reparación en el lugar. La Asociación Argentina del Hormigón Elaborado (AAHE) compartió información indicando que este tipo de fisuras se desarrolla «principalmente en climas áridos y/o ventosos, incluso en temperaturas bajas; ambos climas presentes en nuestro país». No obstante, los expertos destacan que se pueden prevenir y evitar dichas fisuras «tan comunes y molestas», que todos aquellos encargados de trabajar con hormigón han experimentado, siguiendo reglas prácticas sencillas, especialmente en lo relativo a las tareas de «protección y curado del hormigón».

Daño en el pavimento Leer más »

Creación del IMERIS

La provincia de Mendoza se encuentra localizada en una región de alta sismicidad. El área del Gran Mendoza y sus alrededores fue calificada como zona de máxima peligrosidad sísmica dentro de la Argentina. El IMERIS se constituye en un centro de referencia para el estudio de los sismos. Los niveles de requerimientos de resistencia para esta área son similares a los exigidos en las zonas sísmicas más activas de otras regiones del mundo, como lo son por ejemplo la mayor parte del territorio de Japón, California en Estados Unidos, la ciudad de México y la zona central de Chile. En particular estas regiones fueron duramente castigadas por los terremotos de Chile del 3 de marzo de 1985, de México del 19 de septiembre de 1985, de Northridge del 17 de enero de 1994 y de Kobe, Japón, del 17 de enero de 1995. Durante la década de 1985-1995 se produjeron grandes pérdidas económicas y de vidas a causa de una cantidad importante de movimientos sísmicos. Por ejemplo, las pérdidas en Kobe superaron los 200.000 millones de dólares y el sismo ocasionó más de 5.000 muertos, mientras que durante el siniestro de México de 1985 colapsaron o fueron demolidos más de 1.000 edificios en altura, con más de 20.000 víctimas fatales. Esta década de terremotos comenzó, justamente, en Mendoza, con el fuerte temblor del 26 de enero de 1985 y con epicentro dentro del Gran Mendoza, que nuevamente fue sacudida por un sismo similar el sábado 5 de agosto del año 2006. En aquella oportunidad, los mendocinos fueron afortunados  de  que  el sismo no tuviera una magnitud similar a algunos de los previamente mencionados, ya que la energía liberada fue unas 180 veces menor respecto a la del terremoto de Caucete, San Juan, del 23 de noviembre de 1977. El sismo de diseño para Mendoza permanece calibrado en función del terremoto del 20 de marzo de 1861, magnitud similar a la de Kobe y de Caucete, responsable de la destrucción de la ciudad y la muerte del 50% de su población. El estudio del comportamiento estructural, sea de edificios, construcciones industriales, puentes, diques, y otras obras de infraestructura, a través de una combinación de herramientas analíticas y experimentales, aparece como una necesidad impostergable para lograr una enseñanza de excelencia en nuestro medio. El análisis del peligro sísmico asociado a una región que por su ubicación posee un cierto grado de agitación sísmica, es también fundamental a la hora de prevenir y minimizar los desastres potenciales de los terremotos. Ante las grandes pérdidas económicas ocasionadas por los recientes terremotos, existe una tendencia muy marcada en países con alto nivel de desarrollo tecnológico, de utilizar sistemas de aislación sísmica y de disipación de energía, por ello el estudio y aplicación en nuestro medio de dichos sistemas resulta también necesario. Los centros de investigación de mayor prestigio en el mundo han dispuesto sus recursos humanos y materiales tanto para la mejora de las carreras de grado y posgrado, implementación de cursos de actualización y especialización para profesionales y docentes, como también para la prestación de servicios especiales (no cubiertos por la profesión) para empresas tanto privadas como estatales. En Argentina, el Instituto de Mecánica Estructural y Riesgo Sísmico (IMERIS) estudia el comportamiento estructural de obras civiles como edificios, construcciones industriales, puentes, diques y otras obras de infraestructura; mediante la realización de ensayos estructurales a gran escala, ensayos de materiales, talleres de mantenimiento y fabricación, entre otras acciones.

Creación del IMERIS Leer más »

SITUS SLOT TERPERCAYA 2023 , SLOT DEPOSIT QRIS 10000 , SLOT DEPOST GOPAY 10000